Piscinas desmontables, ¿qué material elegir?

Son la alegría del verano, el tesoro de cualquier jardín y no podemos esperar a que asomen los primeros rayos de sol estivales para darnos nuestro primer chapuzón de la temporada. Así es, estamos hablando de las piscinas desmontables.

Si aún no tienes la tuya, y ya te has dicho de este año no pasa, pero no tienes claro que tipo de piscina elegir ni de qué material, estás en el sitio correcto, te vamos a dar una serie de consejos para que este verano puedas disfrutar de tu propia piscina desmontable.

¿De qué materiales pueden ser las piscinas desmontables?

Las piscinas desmontables pueden ser, de menor a mayor precio y durabilidad: de plástico, ya sean hinchables o de estructura tubular; metálicas, de estructura tubular o de chapa; o de madera.

Piscinas hinchables

Si estás pensando en la típica piscina “toy» de 1 metro de diámetro para que se bañen los niños pequeños, no estás en la onda. Actualmente hay piscinas hinchables de tamaño suficiente para que las disfruten los adultos sin ningún problema.

De entre todas las piscinas desmontables que existen son las más sencillas y económicas. ¡Ojo! Eso no significa que sean de mala calidad o inservibles, son piscinas muy prácticas que nos harán pasar un verano magnifico.

Están fabricadas en lonas de alta resistencia, que forman una estructura hinchable generalmente circular, algo así como un flotador gigante -pero con suelo, evidentemente-.

Ventajas de las piscinas hinchables

  • Precio. De entre todas las piscinas desmontables y portátiles son las más baratas.
  • Facilidad de instalación. La instalación es sencillísima. Se extiende la lona, se hincha y voilà, ya tenemos nuestra piscina lista para el verano. Eso sí, necesitaras de un buen hinchador (suele venir incluido en el pack).
  • Fácil almacenaje. Gracias a la ausencia de estructura son fáciles de guardar.

Algunas desventajas de las piscinas hinchables

  • Fragilidad. No es que se nos vayan a romper a la primera de cambio, pero hay que tener cierto cuidado con ellas. Especialmente hay que cuidar donde se instalan para evitar espinas, pinchos, etc. Es importante aislar bien la zona con lonas o alfombras.
  • Inestables. Al carecer de estructura rígida pueden resultar inestables cuando hacemos movimientos bruscos. Hay que bañarse con calma, los juegos como las aguadillas y demás pueden agitar mucho el agua y en el peor de los casos podemos incluso volcar la piscina.

Piscinas desmontables de estructura tubular

Muy comunes, este tipo de piscinas sí que disponen de una estructura exterior. Esta estructura puede ser de plástico (más endebles) o metálica (las más resistentes) y se compone de varios tubos que se ensamblan unos con otros para dar la forma a la piscina.

De estos tubos se “cuelga» un liner en bolsa. Un liner es un recubrimiento específico para piscinas. En palabras para todos, es una lona de PVC que viene con una forma preestablecida para la piscina. Este liner se une mediante ojales a la estructura tubular conformando la piscina.

Ventajas de las piscinas tubulares

  • Precio. Quizás sean un poco más caras que las piscinas hinchables, pero desde luego siguen representando una opción barata.
  • Fácil montaje. Armar la estructura tubular es pan comido -aunque posiblemente se necesiten dos personas-. En media mañana tendrás tu piscina lista.

Desventajas de las piscinas tubulares

  • Pueden resultar frágiles. Aunque las hay de mejor y peor calidad -como todo-, la estructura tubular tiene un aguante determinado a las oscilaciones del agua. Saltar desde la escalera, o los juegos intensos pueden llevar a doblar algún tubo. Tenlo en cuenta.
  • Se pueden pinchar. Al no estar protegidas en su parte exterior por ningún recubrimiento siempre hay riesgo de pinchazo. Evita ponerlas cerca de árboles, arbustos, etc.
  • Inestabilidad. Si bien son más estables que las hinchables, al tener una estructura tubular hay una gran superficie de la piscina que no está sujeta, esto puede hacerlas inestables.

Piscinas de chapa o acero

Aquí ya empezamos a hablar de piscinas de una cierta robustez. En lugar de una estructura tubular, van totalmente recubiertas en el exterior por una chapa que las protege de abrasiones, golpes, etc. Esta chapa tiene diferentes formas de montaje dependiendo del modelo de piscina.

Las de gama más baja tan solo tendrán unos carriles donde se inserta la chapa, las de mayor calidad suelen tener unos refuerzos que unen estos perfiles (inferior y superior) cada varios centímetros, para aportar estabilidad a la estructura.

Ventajas de las piscinas de chapa

  • Robustez. Sobre todo las que llevan los refuerzos que hemos mencionado. La estructura exterior les da solidez y resisten mejor los baños con juegos y el movimiento del agua en su interior. Eso sí, tampoco hay que venirse arriba y pensar que estás en una piscina de hormigón o enterrada, cosas como saltos desde la escalera, tirarse a bomba o similares pueden generar mucho movimiento de agua y hay reportes de estructuras deformadas por cosas así.
  • Es difícil que se pinchen. Siempre que aislemos bien el suelo, el riesgo de pinchazo es menor que en los tipos anteriores gracias a la protección que proporciona la estructura de chapa.
  • Durabilidad. Son muy duraderas y nos alegrarán muchos veranos.

Desventajas de las piscinas desmontables de chapa

  • Precio. Aquí ya hablamos de un desembolso más importante que en el caso de las hinchables o las tubulares, pero a la larga merecerá la pena.
  • Montaje. Este tipo de piscinas no san tan sencillas de montar como los tipos anteriores. Posiblemente se requerirá de varias personas y varias horas para ensamblarlas por completo.

Piscinas desmontables de madera

Son las más sofisticadas, y las más bonitas. Le dan un toque de distinción al jardín y harán que seamos la envidia de toda la urbanización.

A nivel estructural, son muy similares a las de chapa, solo que en este caso la estructura exterior es de madera. Los tipos de ensamblajes son muy parecidos, por no decir los mismos- y los materiales veían desde maderas naturales de alta resistencia como el pino nórdico, las maderas tropicales como la teca o el iroco, o maderas sintéticas más modernas y de menor mantenimiento.

Ventajas de las piscinas desmontables de madera

  • Estética. Es innegable, son las más bonitas de todas y dan un toque de calidad diferente.
  • Robustez. Al igual que las piscinas de chapa, la estructura exterior las hace muy robustas y resistentes.
  • Dificultad para pincharse. Leer el apartado de las piscinas de chapa, ya que es aplicable a las de madera.
  • Durabilidad. Son muy duraderas, y de hecho hay muchos usuarios que ni tan siquiera las desmontan de año en año.

Desventajas de las piscinas desmontables de madera

  • Son las más caras. Así es, la elegancia y la calidad se pagan y de entre todas las piscinas que hemos visto, las de madera son las que requieren de mayor inversión. Es lo que hay.
  • Montaje complicado. También son las más difíciles de ensamblar y te recomendamos que leas bien las instrucciones antes de ponerte a sacar piezas de la caja como Mc Gyver en una ferretería. De hecho, mucha gente que deja la piscina de año en año sin desmontar y dice que lo hace porque queda bonita en el jardín, con mucha probabilidad te está mintiendo. No quiere tener que montarla de nuevo.
  • Mantenimiento. Las piscinas de madera necesitan de cierto mantenimiento. La madera es un material natural, que si no se cuida puede envejecer mal e incluso pudrirse. Necesitaremos darle mantenimiento a nuestra piscina con asiduidad. Todos los años tendremos que darle una “capita» de barniz y cada varios años incluso puede que necesitemos lijar las tablas antes de barnizarlas para ponerlas a punto. También es lo que hay, si queremos mantener nuestra piscina en perfectas condiciones.

Conclusiones

Pues como ves, hay varias opciones a la hora de elegir tu piscina para el veranito. Nos hemos centrado en los materiales, pero antes de tomar la decisión no olvides que tendrás que tener en cuenta las medidas, tu presupuesto, como vas a transportarla, etc, etc.

Ahora ya solo te queda disfrutar de los chapuzones del próximo verano con la piscina que mejor se adapte a ti.