¿Cómo calibro el termometro de mi barbacoa de gas? (Resuelto)

Si tienes una barbacoa de gas, la mejor forma de poder sacarle partido es aprender a calibrar el termómetro. En este artículo te lo vamos a poner fácil para aprender a calibrarlo y que puedas cocinar lo que más te guste al punto perfecto.

¿Cómo calibro el termómetro de la barbacoa de gas?

El termómetro que tiene la barbacoa puede ser digital o analógico. Si es analógico, suele haber una tuerca debajo de su dial de temperatura con la que podrás calibrarlo. Con un termómetro digital el proceso es mucho más sencillo, ya que cuenta con un botón especial a través del cual se reinicia.

En las propias instrucciones de la barbacoa te vendrá como se calibra el termómetro de esta. El problema sucede cuando el termómetro no se puede calibrar.

Esto no suele ser habitual, pero puede existir cualquier tipo de problema que impida que este se calibre o la barbacoa es tan vieja que directamente no permite esta posibilidad.

¿Cómo si mi termómetro de barbacoa de gas necesita calibrarse?

Podemos comprobar si el termómetro de la barbacoa necesita calibración con dos métodos contrastados, utilizando agua helada o agua hirviendo. Vamos a ver cada uno de ellos por separado.

Averiguar con agua helada si necesitas calibrar el termómetro

La primera forma para conocer el estado de nuestro termómetro es usando agua helada. Para este método simplemente sigue los siguientes pasos:

  • Llena un vaso grande con agua del grifo y añade unos cuantos hielos.
  • Remueve bien el hielo para que se enfríe antes la totalidad del agua.
  • Deja reposar al menos 3 minutos.
  • Coloca el termómetro de la barbacoa de gas dentro del vaso de agua y, muy importante, sin que este llegue a tocar los lados o el fondo. Procura que más o menos se encuentre por el medio del vaso.
  • Remueve el agua con el termómetro para que se iguale la temperatura de toda el agua.
  • Espera 30 segundos hasta que el termómetro lea la temperatura.
  • Como bien estás pensando, la temperatura debería de indicar 0º. Si el termómetro no marca esa temperatura, necesitarás calibrarlo.
  • Simplemente, reinícialo si se trata de un termómetro digital o ajusta el cabezal si es analógico hasta que la manecilla marque 0º.

Si no puedes ajustarlo por el motivo que sea deberás de tener en cuenta la temperatura que marca. Esto quiere decir que si tu termómetro en este momento se encuentra señalando 2º, es que marca 2º por encima del valor que debería de marcar.

Utilizar agua hirviendo para ver si el termómetro necesita calibrado

El método del agua hirviendo es parecido al método anterior, salvo que, en este caso, evidentemente, el agua debe de estar hirviendo. Para este método sigue estos pasos:

  • Utiliza una cacerola profunda en lugar de un vaso de agua
  • Debido a la peligrosidad que tiene manejar agua hirviendo, toma las medidas de protección necesarias.
  • Cuando tomes la temperatura con tu termómetro de barbacoa de gas en este método el resultado que deberías de obtener es 100º, ya que es la temperatura a la que el agua hierve.
  • Si tu termómetro marca más o menos, deberás de ajustarlo como te hemos indicado o tenerlo en cuenta para futuras mediciones.

¿Por qué es importante calibrar el termómetro de una barbacoa de gas?

El punto de la carne es uno de los aspectos que genera más discusión entre muchas personas. Mientras a algunos les gusta más hecha, otras personas prefieren la carne algo más cruda.

Esto es algo que se puede controlar con el termómetro de una barbacoa de gas y, evidentemente, deja de sernos útil si no se encuentra calibrado.

De la misma forma que un instrumento de música suena mal si se encuentra desafinado, es útil saber calibrar el termómetro de una barbacoa de gas para que este vuelva a leer con precisión.

Si el termómetro no se encuentra bien calibrado te costará mucho más preparar el alimento al gusto y probablemente te tocará devolverlo a la parrilla para darle otra vuelta. Esto en el mejor de los casos, ya que si se quema demasiado probablemente tengas que tirarlo a la basura.

¿Qué pasa si no está bien calibrado?

Si el termómetro de la barbacoa de gas no está bien calibrado es como un reloj atrasado, no es fiable. Esto nos impide fiarnos del mismo, por lo que tenemos que recurrir a diferentes métodos para ver si todavía podemos utilizar el termómetro.

Que el termómetro no se encuentre bien calibrado no quiere decir que no marque la temperatura, lo único que la marcará de forma incorrecta.

Si sigues los métodos que hemos explicado para comprobar la precisión del termómetro, podrás averiguar el grado de desviación que tiene, y actuar de manera consecuente.

Estos métodos nos van a servir para que si el termómetro nos marca 28º, cuando nos tendría que marcar 30º, tengamos presente esa diferencia de grados para que nos pueda seguir siendo útil en cierta medida.

¿Cada cuánto debo de calibrar mi termómetro?

Realmente no existe un periodo a tener en cuenta de cara a regular el termómetro de una barbacoa de gas. Esto es algo que depende del uso.

Si habitualmente usas tu barbacoa una vez a la semana, puedes tratar de regularlo una vez cada mes o cada dos. Por otro lado, si has comprado carne de calidad y quieres garantizarte una buena experiencia, ya que necesitas que la temperatura sea lo más acertada posible, revisa su estado antes de empezar a cocinar.